Comunicación Digital

mayo 28, 2009

Centros de Estudiantes de la UNQ

Filed under: Uncategorized — jimenaanabeltorres @ 3:52 pm

Por Jimena Torres

En este breve video, podremos observar imágenes de los Centros de Estudiantes de la Universidad Nacional de Quilmes, tanto el de Ciencias Sociales como el de Ciencia y Tecnología.

mayo 14, 2008

Observar, ¿es realmente la función?

Filed under: Uncategorized — leonardo442 @ 6:24 pm

Por Leonardo Javier Reale Inza

 

 

 

 

 Observar, es una función que realiza el ser humano cada día de su vida con el fin de examinar un suceso en particular. Pero cuando a esta acción se le incorpora la ejecución de una orden se transforma en Observancia.

A partir del conflicto suscitado entre el Gobierno Nacional y el Campo, renació nuevamente un espacio que hasta hace un tiempo se encontraba en el olvido, el Observatorio de medios. Un espacio para la reflexión y el análisis de una misma temática a través de diferentes miradas, se creo en Noviembre del 2006, para “observar” los contenidos que circulan en los medios de comunicación. Con la participación de diferentes instituciones del ámbito nacional como por ejemplo, el INADI (Instituto Nacional contra la Discriminación, la xenofobia y el Racismo), el COMFER (Comité Federal de Radiodifusión), el CNM (Consejo Nacional de la Mujer) y la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA.

Para poder abordar teóricamente cada una de las temáticas a tratar el observatorio cuenta con una serie de textos que funcionan como marco jurídico: Constitución Nacional (ver), Ley Nacional Nº 22.285 de Radiodifusión (ver), Declaración de Chapultepec (ver), Código de Ética del Consejo de Autorregulación Publicitaria (ver) y el Código de Ética del Foro de Periodismo Argentino (ver).

A través de estas fuentes y las opiniones de cada uno de sus integrantes se realizan dos tipos de trabajos, una resolución y un informe. En una resolución se difunde si el material observado contiene o no un mensaje discriminatorio, realizando la documentación correspondiente. En cambio en un informese realiza una profundización del trabajo de Investigación y el análisis del contenido con el fin de ahondar en los alcances del mensaje.

Para poder realizar este trabajo sus integrantes realizan dos reuniones quincenales en los que se tratan los temas de interés y un informe anual en el cual se informan los trabajos realizados por este organismo.

Este espacio que tuvo una actividad casi desapercibida desde su creación entró en funcionamiento nuevamente debido al conflicto que protagonizaron el Campo y el Gobierno Nacional en relación al tema de las retenciones.

La razón por la cual Cristina Fernández creyó pertinente que este observatorio realizara un informe fue por que se encuentra disgustada sobre el tratamiento que  los medios de comunicación efectuaron sobre este tema.

Lo que demuestra que el gobierno no pretende una prensa crítica por parte de los medios de comunicación, ya que ensucia y debilita su imagen política dando así una visión desacertada con respecto a lo que ellos realmente quieren demostrar.

En cambio en otros países del mundo este organismo es independiente de la gestión del gobierno lo que hace que sus informes tengan diversidad y pluralidad. Tarea que en la Argentina no existe ya que con la intervención del gobierno “se puede prestar la aparición de fantasmas y determinadas lecturas, afirmó Gabriel Michi, Presidente del Foro Argentino de Periodismo (FOPEA).

¿En la argentina no existe un solo observatorio?

En Buenos Aires tenemos el Observatorio Político, Social y Cultural de medios de la Unión de Trabajadores de Prensa de Buenos Aires (UTPBA). Que intenta analizar los paradigmas que sostienen algunos relatos periodísticos como pueden ser la objetividad, la manipulación, y la teoría de las dos campanas. Estas tareas se documentan a través de seminarios, libros y revistas que pueden ser visualizados desde su sitio web.

En Mendoza se encuentra otro Observatorio de Medios que comenzó a funcionar en el 2004, a partir de la presentación en un concurso publico acerca de Proyectos Culturales. En la actualidad, trabajan en forma solidaria, independiente, plural y autogestionada, afirmando como principio la libertad de opinión y de pensamiento.

La experiencia de los observatorios en diferentes países del mundo

En cambio, el Observatorio de medios ACRIMED(Acción Crítica de los Medios de Comunicación), ubicado en Francia, reúne a un grupo interdisciplinario de periodistas, investigadores, académicos, movimientos sociales y usuarios con el objetivo de compartir conocimientos teóricos, profesionales, y habilidades para poder realizar una critica independiente, radical e intransigente.

Este servicio se realiza a través de diferentes medios de comunicación, como por ejemplo, una pagina Web, listas de correo y la publicación de libros y revistas mensuales para que el público en general pueda cerciorarse sobre los temas tratados en el mismo. Lo más llamativo de este observatorio es que cualquier ciudadano común y corriente puede contribuir con el mismo adaptándose a las normas de estilo planteadas.

En España, el Observatorio Europeo de la TV Infantil (OETI) es una entidad sin fines de lucro que desde 1997, trabaja para conseguir que los contenidos emitidos en programas infantiles presenten información, conocimiento y entretenimiento. Esta tarea es difundida a través de la producción de contenidos para televisión, una radio online, y documentos e imágenes. Lo que destacada a este observatorio es que anualmente se realizan foros, jornadas, y festivales en los cuales se intercambian experiencias referentes al mundo de la educación y la comunicación.

Conclusión

En síntesis, los observatorios de medios  existen en varios paises del mundo y su fin es regular los contenidos que emiten los medios de comunicacion. Evitando que organismos estatales y privados manipulen a este organismo de control con respecto a las sanciones que deben aplicar.

 

 

 

 

mayo 13, 2008

El RSS y su utilidad en la comunicación digital

Filed under: Uncategorized — marianoeliaid @ 4:33 pm
Tags:

Por María Noelia Iglesias Dosil

Cada vez es más común ver en muchas páginas digitales un icono cuadrado, de color naranja, con líneas arqueadas en blanco y la inscripción RSS debajo. ¿Qué significa este símbolo?, ¿qué utilidad tiene? o ¿para qué sirve? y ¿cómo se utiliza? son preguntas que los usuarios de la red poco especializados seguramente se hacen cada vez que lo encuentran.
El RSS es un formato de datos hecho en lenguaje XML que puede ser utilizado para recibir información actualizada desde diferentes sitios o para enviar la actualización de un sitio propio a quienes la requieran. Es decir que, según su necesidad, el internauta puede elegir una u otra opción o ambas a la vez.
Este intercambio o sindicalización de información –como técnicamente se lo llama– puede resultar una herramienta de trabajo muy útil para quienes trabajan en la creación de noticias, como es el caso de los periodistas, o para quienes no lo son de forma profesional y realizan la tarea de forma independiente.
Teniendo en cuenta que navegar en la red es una tarea dificultosa –si se piensa en la magnitud de contenidos que por ella circulan– no es fácil estar al corriente, de manera constante, de lo último en material disponible para consultar. Es por ello que, eligiendo el tipo de agregador que mejor se adapte a la necesidad de cada usuario, se puede recibir todo aquello que interesa, que ayuda en el trabajo o, simplemente, que causa curiosidad.
Sin embargo, para que este elemento brinde buenos resultados, algo fundamental es elegir de forma conciente y certera los sitios de los cuales se quiere recibir esa información ya que, como se sabe, no todo el material que hay en la red es confiable y, por otro lado, recibir excesiva información puede causar un inconveniente en vez de agilizar el trabajo.
Más allá de esto, el RSS puede convertirse para periodistas y creadores de contenidos digitales, en una valiosa herramienta de difusión.
Actualmente las nuevas tecnologías permiten, no sólo a periodistas sino también a quienes tienen acceso a ellas, una mayor participación en la comunicación, ya sea tanto en el nivel de la creación del material como en la circulación del mismo. Basta con pensar en las facilidades que ofrece una computadora bien programada y con conexión a Internet para darse cuenta de que las posibilidades de acción son muchas y variadas: crear textos y publicarlos en sitios gratuitos como blogs o páginas personales, filmar videos y exhibirlos en sitios como You Tube, transmitir programas digitales de radio, participar en foros de opinión son algunas de las cosas más comunes. Todo esto, sin lugar a dudas, abre las puertas a la participación masiva.
Sin embargo, la creación de un programa o un producto es en vano si no se tiene la audiencia debida. Este es el gran problema que afecta hoy a todos los creadores de contenidos de la red: ¿cómo crear una audiencia numerosa y fluida? ¿Cómo dar a conocer en forma masiva los contenidos propios?
El RSS es un método que puede ayudar a difundir y a hacer popular un sitio gracias a que actualiza instantáneamente los contenidos y a que se van constituyendo redes de intercambio entre si. A medida que el internauta crea sus contenidos y los habilita para ser leídos por los feeds su producto tiene una mayor circulación. Si el producto es bueno, es muy probable que, con el tiempo, su audiencia sea mayor.
Como es notable, las posibilidades que ofrece la red son infinitas. Los recursos están cada vez más cerca de las manos. Sólo hace falta tener astucia y originalidad para hacer un buen uso de esas herramientas.
Para todos aquellos que quieran saber un poco más sobre este tema o convertirse en usuario de este servicio pueden visitar la Guía fácil del RSS.

Periodismo digital

Filed under: Uncategorized — oscarlampon2008 @ 11:45 am
Tags: ,

Oscar Lampon

¿Qué es esto? 

Feednes & RSS

Feednes y RSS son términos que  se utilizan en informática, sobre todo  en  el  area  de  comunicación digital.
Feednes: Feed (en inglés es algo así como alimentar una máquina, en este  caso  sería  alimentar  con  información  un sitio, una página, un trabajo podrían ser también canal o fuente, haciendo referencia a la información.
  Los feeds que suelen aparecer en weblogs y sitios de noticias están, por norma general, escritos en un lenguaje llamado XML. Este lenguaje ofrece muchas libertades, hay muy pocas normas establecidas y con el fin de lograr un resultado uniforme surgieron algunas iniciativas para estandarizar la estructura de los feeds que dieron como resultado dos estándares, RSS y Atom (puede que haya más pero no son representativos).
  RSS es actualmente la versión más extentidada, normalmente representada por los típicos iconos naranjas con las siglas RSS o XML.
  Atom, una alternativa similar, está bastante extendida también y aporta diferencias mínimas respecto a su predecesor.
  Los feeds se crearon con el objetivo de que los sitios web pudieran sindicar sus contenidos, esto es, dar la posibilidad de leer los contenidos de un sitio “X” en otro sitio “Y”.
El término sindicación es un anglicismo que proviene de “syndication”, habitual en la terminología anglosajona de los medios comunicación. Como tal, se desaconseja su uso en español, aunque se incorporó rápidamente a la jerga técnica con la popularización de la redifusión de contenidos web. “Sindicación de contenidos” o, en términos lingüísticos más recomendables, “redifusión de contenidos”, son conceptos aplicados en las siguientes situaciones:
Parte del contenido de una página web se pone a disposición de otros sitios o suscriptores individuales. El estándar de sindicación web más extendido es RSS, seguido por Atom. Los programas informáticos compatibles con alguno de estos estándares consultan periódicamente una página con titulares que enlazan con los artículos completos en el sitio web original. A diferencia de otros medios de comunicación, los derechos de redifusión de contenidos web suelen ser gratuitos, y no suele mediar un contrato entre las partes sino una licencia de normas de uso. La gran ventaja de la sindicación es el ahorro de tiempo que  puede suponer leer los contenidos de decenas o cientos de sitios diferentes desde una misma web. Por ejemplo, poder leer los titulares y los contenidos de todos tus periódicos y blogs favoritos desde un mismo sitio. Estos sitios que permiten leer muchos feeds se llaman agregadores.
Los agregadores más usados son:  Bloglines,Feedness y Google Reader
El RSS es un formato de publicación de noticias, al cual se puede acceder a través de programas lectores de noticias sin necesidad de abrir su navegador de Internet. Está basado en XML (Extensible Markup Language), lenguaje que se utiliza para la distribución de contenido en la red.
El usuario de RSS puede crear o desechar canales que incluyan por ejemplo, noticias, links, titulares y sumarios. Mediante una notificación el usuario recibe la información a medida que se actualiza el contenido de los sitios, y de este modo aprovecha mejor el tiempo de conexión en Internet, al visitar sólo aquellas páginas que han sido actualizadas.
También se puede acceder a través de un navegador a numerosos sitios web que proporcionan las noticias publicadas a través de RSS. El RSS del  diario La Nación, por ejemplo, (RSS de LANACION.com) es un servicio sin cargo de actualización constante. Provee acceso a una breve descripción, con su correspondiente link, de las notas de las secciones y suplementos que se publican en el diario impreso, incluida la Revista LA NACION, además de la actualización de noticias durante todo el día:
 Ultimas Noticias   http://www.lanacion.com.ar/herramientas/rss/index.asp?origen=2 
Títulos ed. impresa   http://www.lanacion.com.ar/herramientas/rss/index.asp?origen=1 
Política   http://www.lanacion.com.ar/herramientas/rss/index.asp?categoria_id=30 
De esta  manera podemos  acceder con un solo  clic a la  página  que  nos  interesa, ahorrándonos el tiempo que  implicaría tener que  ir  a  una  agenda  de  direcciones, o  a un  buscador  en  al red.

mayo 10, 2008

Periodismo digital, el quinto poder

Filed under: Uncategorized — perrottap @ 12:28 pm

                                                                               

   Por Patricia A. Perrotta

Mientras que algunos autores ya han catalogado al periodismo electrónico como el quinto poder, otros aún dudan en considerarlo un nuevo medio de comunicación. Más allá del poder que tenga como instrumento receptor, controlador y difusor de información, puede afirmarse que la prensa digital es incluso más que un medio de comunicación de masas que se asienta a buen ritmo en el panorama mediático de los países desarrollados. Con Internet ha nacido el Nuevo Periodismo. Se trata de un Periodismo de Servicios o Periodismo del Bienestar Social que no se limita a ser un mero transmisor de acontecimientos noticiosos sino que, además, también oferta otros servicios que exceden la naturaleza puramente periodística, y que se relacionan y satisfacen necesidades comerciales y de ocio de los usuarios.

La implantación y el uso generalizado de las nuevas tecnologías han cambiado, prácticamente, todas las esferas de la vida profesional, civil y personal de los ciudadanos. En lo que atañe al sector económico, se han creado nuevas formas de hacer negocio como el e-comerce que opera a través de transacciones electrónicas cada vez más rápidas y de fácil trámite. En determinados sectores, como es el caso de las agencias de viaje, Internet tiene el poder de eliminar a golpe de clic a los intermediarios del proceso de compra y venta abaratando así los costes de producción y como consecuencia el precio final del producto o servicio; un punto positivo que se suma a la ventaja y la comodidad que supone para un individuo comprar desde casa a través de un portal de comercio electrónico.

En el mundo laboral, la red supone la implantación del teletrabajo como una opción de empleo que permite trabajar en el ámbito de una oficina virtual, prestando un servicio tan eficaz y profesional como el que se ofrece a través de los procedimientos tradicionales.

El campo de la formación académica también se ha visto beneficiado por Internet. De esta manera, la formación on-line, una vez demostrada su calidad en la mayoría de los casos, y superada la lógica incertidumbre y desconfianza ante los nuevos métodos docentes, ha logrado hacerse un hueco importante en el sector de la enseñanza y hoy día cuenta con numerosos alumnos repartidos por todo el mundo. Especialmente agradecidas están aquellas personas que por motivos personales, laborales, económicos o de cualquier índole no disponen de movilidad geográfica, y por tanto encuentran en esta modalidad de estudios a distancia la mejor forma de acceder a cursos de especialización, masters y licenciaturas que no podrían haber cursado de otra manera.

Como ejemplo ilustrativo de las nuevas formas de comunicación figura el congreso que nos atañe, relacionado, a su vez, con la temática docente por su aportación de conocimientos. Hablamos de un congreso virtual en el que participan personas que no se conocen, que probablemente estén a cientos de kilómetros las unas de las otras y que, sin embargo, se comunican simultáneamente e interactúan sin trabas geográficas compartiendo ideas, opiniones, y por qué no decirlo; sentimientos. Las relaciones interpersonales también se han visto atrapadas por la sugerente tela de araña que es Internet. Chat, foro, e-mail son ya términos comunes en nuestro vocabulario cotidiano. El encanto de la correspondencia epistolar ha dado paso a los correos electrónicos; sin duda, asépticos y poco románticos, pero más rápidos, ágiles y prácticos (de leer y borrar, o reenviar a cientos de direcciones). Por su parte, el amor se alía con las nuevas tecnologías y encuentra en los chats a un Cupido ansioso por unir almas gemelas que se sinceran mutuamente antes de conocerse y darse su primer beso real, arropados por la confianza que confiere el anonimato. Correos que se reciben y se contestan casi al mismo tiempo, novios virtuales, amor en la red, historias sobre la amistad y otros tantos que se reenvían continuamente dando la vuelta al mundo en un par de horas, una partida de ajedrez con un contrincante que vive al otro lado del planeta… ya nada nos resulta extraño, la ciencia ficción se nos queda pequeña, y las posibilidades de Internet aún deparan sorpresas. Sirva esta breve incursión por algunas de las atractivas y cómodas novedades que nos oferta la “aldea global” para acabar conociendo el alcance que la Sociedad de la Información tiene en el mundo de la comunicación en general, y de la información periodística en particular. Las Nueva Sociedad se sustenta sobre un mercado global de la comunicación, un foro donde coinciden todos los modos de intercambio de bienes, servicios y de ideas. Las nuevas tecnologías están cambiando las formas de uso de la información; de emitir noticias y de recibirlas. Además, el público quiere y necesita estar al día de lo último, tener acceso a cualquier materia nueva, desea acceder sin esfuerzo a la información que le interesa, sin desplazarse físicamente, es decir, por sus propios medios y de una manera inmediata. Y este servicio lo proporciona Internet a través de productos informativos concretos que constituyen la llamada prensa electrónica. El periodismo electrónico nace por tanto para satisfacer las nuevas y más exigentes necesidades informativas surgidas en la Sociedad del Conocimiento. Para lograr su cometido, este nuevo periodismo cuenta con su propio canal: Internet, y soporte: la pantalla de un ordenador, sus propias características, así como sus propias ventajas e inconvenientes; una serie de factores que lo convierten en un medio de comunicación diferente, aunque complementario, de los tres anteriores: la prensa escrita, la radio y la televisión. La prensa electrónica es, por consiguiente, el cuarto medio de comunicación. Justo y necesario es justificar tal afirmación. Como dijo Javier Díaz Noci “El ciberperiodismo permite renovar, completar o sustituir la información de manera muy veloz”

Hablamos, pues, de un nuevo periodismo, catalogado como periodismo de servicios, porque no se limita a transmitir información, a comunicar, interpretar u opinar sobre la actualidad, sino que, además, completa su oferta con otros servicios útiles, y pone en contacto a la masa social, que interactúa con el medio pasando a formar parte del proceso informativo: proceso en el cual casi sin darnos cuenta vamos formando parte.

mayo 6, 2008

Sobre observadores y observados

Por María Noelia Iglesias Dosil

Ser observados puede ser señal de que le gustamos, agradamos o caemos bien a alguien. Sin embargo, cuando esa observación es con fines de vigilancia, la acción deja de ser un gesto de gratitud para convertirse en una persecución, en una pesadilla. Esto último sucede desde que el tema Observatorio de medios repercute en todos los medios de comunicación de nuestro país.
¿Por qué el observatorio de medios puede resultar una vigilancia y un ataque a la libertad de prensa? ¿Por qué el observatorio puede alterar el derecho a la información y al pluralismo?
Este tipo de comentarios son los que se leen en diarios y revistas y se escuchan por televisión y radio desde que el enfrentamiento entre el campo y el gobierno sobrepasó las fronteras de las economías nacionales dando origen al conflicto mediático entre el multimedio al que pertenece el gran diario argentino y los Kirchner.
En medio de esta batalla campal hizo su aparición el Observatorio de Medios, que no es otra cosa que el Observatorio de la Discriminación en Radio y Televisión creado dos años atrás y cuya existencia pasó desapercibida hasta hoy.
Todo comenzó el pasado 4 de abril cuando, la presidenta Cristina Fernández, recibió en el Salón Sur de la Casa Rosada a las autoridades de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires. En esta reunión los representantes de la UBA, encabezados por Federico Schuster, presentaron un informe a la presidenta donde se consideraba discriminatoria la cobertura periodística de los enfrentamientos ocurridos en Plaza de Mayo como consecuencia del paro agrario. A partir de ello, la presidenta insto a los organismos que forman parte del Observatorio de Discriminación de Radio y Televisión a incluir al mismo a las facultades de ciencias sociales de las universidades nacionales para que participen del análisis de los hechos. Fue cuando en los diarios naciones aparecieron publicadas expresiones como “Cristina avaló un informe con críticas para el periodismo” o “Inquietud por el Observatorio de Medios”.

Qué es el observatorio

El Observatorio de la Discriminación en Radio y Televisión surgió en el mes de noviembre de 2006 y está conformado por el COMFER, el INADI y el CNM. Este organismo interinstitucional tiene como finalidad analizar los programas de radiodifusión para interceptar cualquier contenido discriminatorio. Hasta aquí la tarea de este observatorio que no puede más que, como su nombre lo indica, observar. En el caso de detectarse algún tipo de contenido discriminatorio el organismo se limita a comunicar a las partes involucradas su conclusión. Es decir, que el observatorio no puede realizar ningún tipo de censura, no puede levantar un programa ni aplicar sanción o multa alguna.

El debate

A partir de las declaraciones de la presidenta, el debate se hizo cada vez más reaccionario. Las opiniones coinciden en que un Observatorio, dependiente del poder político, no es más que una forma de acallar a la prensa, como lo expresó Nelson Castro en La Nación: “son vueltas de tuerca para amedrentar a la prensa libre (…) esta situación hacia la prensa estará presente con Cristina Kirchner como lo estuvo durante el gobierno de su marido (…) los Kirchner son ahora, y lo fueron en Santa Cruz, intolerantes con la prensa” o Ricardo Roa al afirmar en Clarín que “un observatorio dependiente del Gobierno es una contradicción en sí misma. Lo que legitima su existencia es la independencia del poder político. De otro modo se convierte en un comisariato oficial”.
Pero los ataques continuaron. A las críticas a la caricatura hecha por Hermenegildo Sábat calificada por Cristina Fernández de “mensaje cuasimafioso” siguieron los afiches y calcomanías que aparecieron por todos los rincones de la Capital Federal con las inscripcines Clarín Miente o Todo Negativo. Por esos días las respuestas desde Clarín, TN y los noticieros de Canal 13 no se hicieron esperar: como nunca antes se vio, el multimedio respondió, sin pelos en la lengua y para sorpresa de muchos, con críticas al gobierno K.
Es cierto que pensar en un Observatorio donde el gobierno de turno tenga participación a través de organismos como el COMFER –que está intervenido por el gobierno desde la vuelta a la democracia– hace dudar del sano funcionamiento de este tipo de instrumento. Pero el debate no debe limitarse sólo a este aspecto. Hay que tener presente lo que el profesor Martín Becerra dice al respecto: “en los casi 200 años de historia argentina no existan ejemplos como los de los países europeos, de entes públicos no gubernamentales que observen y regulen el funcionamiento de los medios”.
A partir de esto habría que ponerse a pensar en otro tipo de debate, que no sólo tenga en cuenta quienes se enfrentan con quienes, si no avanzar en materia de políticas de comunicación y defender como ciudadanos el valor que los medios de comunicación tienen que tener como bien público, para que puedan brindarnos la posibilidad de ejercer nuestro derecho a informarnos. Mientras esto no se revierta continuaremos debatiendo sin encontrar solución a los problemas.

mayo 1, 2008

La mejor defensa: un buen ataque

Filed under: Uncategorized — oscarlampon2008 @ 10:41 pm
Tags: ,

 

¿Qué es el observatorio de medios?

Lupa

Un observatorio de discriminación es un espacio de cooperación institucional conformado por el Comité Federal de Radiodifusión (COMFER), el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI) y el Consejo Nacional de la Mujer (CNM) surgió a partir de la propuesta Nº208 del Plan Nacional contra la Discriminación , y fue aprobado mediante el Decreto Nº1086/05, dictado en virtud de compromisos internacionales asumidos por Argentina. El observatorio sobre la discriminación en nuestro país no ha tenido una tarea destacada y se ha remitido a unos pocos casos desde su funcionamiento en el año 2006. ( web: www.observatorio.org.ar ).

Sus principales objetivos son:

Ejercer un seguimiento y análisis sobre el formato y los contenidos de las emisiones de radio y televisión que pudieran incluir cualquier tipo y/o forma de discriminación.
Difundir las conclusiones sobre los contenidos analizados y generar un espacio de intercambio con los protagonistas de los medios audiovisuales y responsables de la producción de contenidos.
Favorecer la participación de la comunidad en la construcción de alternativas para el abordaje de la discriminación en medios audiovisuales.

Es conveniente resaltar que esta entidad no tiene poder de sanción económica , ni de suspensión, ni de restricción alguna sobre los medios. Solamente advierte y comenta sobre el echo en cuestión.

En otros países como Francia , Alemania y España estos observatorios ya existen:

Francia: www.acrimed.org

España: www.oeti.org/oeti.php?lang=es

Martin Becerra

Martín Becerra en su nota hace docencia, si se entiende por docencia explicar de la manera más ecuánime posible de que se trata un observatorio de medios. No estamos acostumbrados a separar Estado de Gobierno, lo que puede confundirnos. Un observatorio de medios pude ser financiado por el Estado y criticar al Gobierno. Quiero decir, que el hecho que exista un mecanismo para mantener desde el estado el observatorio, no implica necesariamente que este debe seguir con beneplácito los lineamientos de las políticas de un gobierno. Un observatorio de medios tampoco es censura, ni ley mordaza, es un ente formado por profesionales de distintas esferas que emiten una observación desde la ética, desde los derechos y los deberes de una sociedad. Los medios responden a interese económicos que no siempre coinciden con los intereses de la sociedad.
En este sentido, Martín Becerra sostiene: “los medios re-presentan porciones de la realidad. Lo que aparece en ellos y lo que es omitido (por criterios de noticiabilidad siempre fiables), construye a su vez un marco de agenda que instala unos temas y valores determinados, en detrimento de otros” ( La Nacion )

 

¿Por qué se habla sobre el laboratorio de medios?

En el escenario tenemos como actores al Gobierno, los medios y la sociedad. El gobierno que, de pronto, da la sensación de romper con socios mediáticos a los que ha privilegiado hasta hace muy poco, y los medios que se sienten agredidos simplemente porque pasan de ser sujetos denunciantes a objeto de análisis como actores siempre posicionados.
Aquí podemos detenernos un poco: ¿El gobierno no tiene derechos a criticar a los medios? ¿Qué ha sucedido? ¿Se hicieron políticas que desfavorecieron a los medios para que estos encuentren su agenda mediática en los infortunios políticos de la presidenta?¿Es una forma de presionar mafiosa? Por lo menos así lo interpretó la primera mandataria.

Vamos al diario Perfil:

Cristina Fernandez de Kirchner

“Los 21 días de la huelga del campo quebraron los cimientos del Gobierno nacional. Ayer, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner apuntó nuevamente contra la prensa en una suerte de reto institucional por la cobertura de los medios en el paro del campo. “Nos deben la calidad institucional y democrática que han reclamado desde siempre, por supuesto, a los otros, nunca a ellos mismos”, aseguró Cristina. “Parece ser que hay una prohibición decretada desde algún lugar de que comunicar a los argentinos que las cosas nos van mejor o que también pasan cosas buenas en la Argentina, fuera algo que está demás o molesta; esto no significa que los medios deban describir paraísos porque los paraísos no existen en la Tierra”, exclamó la mandataria. Cristina habló durante un acto en Casa de Gobierno en el cual se firmó el acta de inicio de 8.625 obras de soluciones habitacionales para la provincia de Buenos Aires, pero sólo criticó al periodismo…” (Fuente: Perfil )

Lo difícil como ciudadanos es saber leer las noticias con informaciones parciales. Si un medio como el diario Clarín (principal actor mediático en la disputa con el gobierno)nos dice, por ejemplo, que entidades como ADEPA (Asociación de Entidades Periodísticas Argentinas), SIP (Sociedad Interamericana de Prensa), CEMCI (Comisión Empresaria de Medios de Comunicación Independientes), y ATVC (Asociación Argentina de Televisión por Cable) consideran el observatorio de medios como una mordaza a la libertad de expresión, y no dicen que estas agrupaciones son dependientes del grupo Clarín, como lector tengo una deformación de la imparcialidad de la postura.
La actitud de Clarín, materializada en la nota de opinión ( Clarin ) de Roa, editor general adjunto del medio, nos dice que a la presidenta le gusta escuchar solo buenas noticias y que prefiere cancelar reuniones con la prensa y atender a modelos. Que prefiere dar discursos que tener una conferencia de prensa. Reconoce que hay observatorios en otros países, pero considera al observatorio dependiente del gobierno como una contradicción en sí misma. Lo que legitima su existencia es la independencia del poder político…” Como vemos confunde Estado con gobierno.

¿Cuál fue el sentido del mensaje?

Desde el Gobierno Nacional se aprovechó un informe de la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA, sobre la cobertura periodística del conflicto con el agro, para defenderse de lo que se consideró una discriminación en el trato periodístico.
La Universidad ha hecho varios informes pero, desde el gobierno, se eligió este que le era favorable. En este marco, el Observatorio de Medios es reflotado por la Presidenta, para defenderse de la cobertura desfavorable que realizaban los medios en el conflicto con el campo.

Conclusión

No hay mejor defensa que un buen ataque en este universo de poder del que los ciudadanos sabemos bien poco.
Algunos comunicadores opinan que esta instancia abrió una brecha para la discusión sobre una ley de radiodifusión y conservan la esperanza de que en esa discusión la sociedad esté representada. Que así sea.

Página siguiente »

Blog de WordPress.com.